CONOCE LA HISTORIA DE ESTE HOME STAGING

Este piso era un diamante que no lucía lo que tenía que lucir, el claro ejemplo de que no se vive como se vende. Su dueño lo entendió a la perfección y nos pusimos manos a la obra.

Sus puntos débiles eran ser un cuarto sin ascensor (sin tener la comunidad aun en mira su colocación futura) y una decoración demasiado personalizada y desactualizada.
La distribución del mobiliario estaba pensada para la comodidad del uso diario, pero resultaba agobiante para poder potenciar el espacio.

Pocos pisos que disfruten de la luz como este piso, pero si algo transmitía era falta de ella, nuevamente los tonos utilizados en las paredes restaban toda la luminosidad.
Realizamos un trabajo conjunto con su dueño y eliminamos mobiliario y enseres que no eran necesarios diariamente (adelantamos parte de la mudanza) esto dio un plus de animo y motivacion, siempre lo da. Ponerse en movimiento es el primer paso para que suceda.

 

Ponte encima de las imagenes para ver el antes 

 

Después de pintarse las paredes de todo el piso realizamos el Home Staging, con el que corregimos cada uno de sus puntos débiles, incluso el único que no estaba en nuestra mano el ascensor, por ello diseñamos al detalle nuestro diseño para enfocarlo y dirigirlo a un perfil joven para el que un ascensor aun no es prioritario.
Así que jugamos con mobiliario actual y distribuciones que realzan el espacio, textiles y detalles que aportarán frescura y luz.

Después de este trabajo el diamante salió a la luz, sin puntos débiles solo salen a la luz los fuertes, su luz, su fantástica orientación, sus dos maravillosas terrazas y sus inigualables vistas, poder ver desde tu salón, tu cocina , tu dormitorio el Monte Igueldo, Urgull y los tejados de esta preciosa ciudad es mejor que un diamante.
Y así resulto, se vendió en menos de un mes y por un precio que ni sus dueños ni yo nos y hubiésemos imaginado nunca.

Los flechazos son así.

Ponte encima de las imagenes para ver el antes