CONOCE LA HISTORIA DE ESTE HOME STAGING

Cuando iniciamos este proyecto partíamos con una vivienda en unas condiciones muy aceptables pero que llevaba en el mercado ya mucho tiempo y no recibia visitas.

Al visitar la vivienda por primera vez, vimos sus muchas posibilidades pero también detectamos sus puntos débiles y que le hacían perder todo el brillo y resultar atractiva.

Los dos principales puntos débiles que detectamos eran por un lado su falta de luminosidad, que se veía potenciada por los tonos de color de las paredes que oscurecían y entristecían toda la casa.

 

Ponte encima de las imagenes para ver el antes 

 

Y por otro la parte trasera de la casa era una planta baja que daba directamente a un parking, esto generaba sensación de intranquilidad y falta de seguridad.

Conseguimos realzar la luminosidad de la casa mediante pintar de blanco las paredes, algunos de sus muebles y añadir en los textiles colores y texturas que potencian la luminosidad.

Para reducir la sensación de falta de seguridad recurrimos a la psicología del color, colores alegres que transmiten alegría o colores que nos relajan y transmiten sensación de calma y seguridad como los rosas y sus gamas.

El resultado un éxito, las dos primeras personas que lo visitaron lo querian, asi se pudo vender el primer dia y al precio estipulado.

Ponte encima de las imagenes para ver el antes